Academia de Guitarra en Castro Urdiales

admin

4. – RECOMPÉNSATE CUANDO ALCANCES OBJETIVOS

Necesitas un incentivo que sea lo suficientemente interesante como para impulsarte hacia tu meta de ser mejor guitarrista. Además, el duro trabajo que estás realizando, se merece una recompensa adecuada.

La recompensa puede ser sencilla:

– Después de practicar ejercicios técnicos, darte un tiempo al final de cada sesión de práctica para tocar lo que quieras.

– Después de conseguir tocar esa parte difícil que nunca te sonaba bien, escuchar un disco de una banda o solista que te guste.

Escuchar buena música, siempre nos motiva y nos inspira para seguir adelante.

Un poco cada día!




3. – TENER MUCHOS PEQUEÑOS OBJETIVOS A CORTO PLAZO

El sentido de logro alimenta la motivación para aprender.

Dado que las metas a corto plazo son más fáciles de lograr, vamos a ponernos objetivos sencillos para tener esa emocionante sensación de logro con más frecuencia.

Por ejemplo, melodías sencillas que nos gustan, Riffs de nuestras bandas preferidas, etc., en definitiva, muchos pequeños objetivos a corto plazo

Un poco cada día!




  1. – OBSERVA TU PROGRESO

Echa un vistazo a lo que ya has conseguido. El punto en el que te encuentras, está mucho más allá del punto en el que empezaste.

Que no sientas el avance, no quita todo el progreso que has logrado hasta ahora. No mejorar todo lo que quieras, no significa que hayas vuelto al punto de partida.

Ten la tranquilidad de que ya has llegado al punto en el que estás, y de que, a partir de ahí, es desde donde vas a seguir ensayando y avanzando.

Un poco cada día!










Aula Principal
Últimas publicaciones
Conecta con nosotros